Día 7 – Lanzamos los columpios

Hoy es un día importante porque hoy,  cuando acabemos el día, nuestro puente va a tener un poco más de aspecto de puente: ¡hoy vamos a lanzar los columpios!.

Es sábado, pero aquí los sábados no se descansa, la inauguración es el viernes siguiente y aún quedan un montón de cosas por hacer. Así que nos levantamos a eso de las 6 de la mañana, como siempre, hemos cogido ya la rutina, y aquí no cuesta tanto madrugar. Las ganas no nos faltan!

Hoy nos dividimos en dos equipos: uno lanzará los columpios desde el margen derecho y otro desde el izquierdo. Dentro de cada equipo hay muchas tareas diferentes y ¡todas son importantes!

Así es como esta nuestro puente de momento

El proceso es el siguiente:

  • Dos personas mueven los columpios, de uno en uno, desde donde los dejamos ayer almacenados hasta la base del andamio. Hay que ser muy preciso, e ir montando los columpios en orden, o si no, el puente podría quedar mal.
  Rachelle y Elena colocan el columpio, e Ignacio sujeta la polea para que no se caiga
  • Allí, se ata el gancho superior del columpio a una cuerda, vamos a utilizar una polea improvisada para subir los columpios.
Rachelle y Elena dando el último retoque para subir el columpio. Ignacio espera para poder tirar.
  • Dos personas, una a cada lado del andamio, tiran de la cuerda hasta que el columpio llega a la parte superior del andamio.
Elena y Chris en un lado, mientras que José e Ignacio tiran del otro lado para subir el columpio

Un video vale más que mil palabras:

Lado izquierdo, subimos un columpio
Lado derecho, vamos a la par
  • En lo alto del andamio hay 4 personas: dos se encargan de desatar los columpios izados, introducirlos en el cable principal y fijarlos mediante grilletes al restraint cable. Los otros dos les dan soporte, dejando los grilletes preparados, pasándoles todas las herramientas y ayudándoles a desatar y poner en posición los columpios.
 Ken, Irene, Miguelitos y Esteban reciben los columpios en el lado izquierdo
Efrén, Ramón,  Basti e Iván en el lado derecho recibiendo los columpios
  • Los columpios se van acumulando, atados mediante una cuerda al andamio. Cuando ya hay diez columpios montados, se suelta la cuerda, y ¡los columpios se colocan en su sitio! y que mejor que un vídeo para ilustrarlo.

Hay que tirar de un cable y los voluntarios se meten en el río.

¡José se lanza al agua patos!

Ha sido un día duro, en el que la labor de cada uno ha sido muy importante. Pero dejamos la obra con buen sabor de boca: ¡ya va tomando forma!

Nuestro puente es un escaleno 🙂
Vista de la pasarela desde abajo
¿qué es? Nuestra pasarela

Ya se ha terminado el día y el tiempo lo permite y… ¡¡¡nos vamos al río a darnos un bañito y tomarnos una Toña!!! 🙂

¡Próximamente más! 🙂

Share this / Comparte