Día 4 – Izado de las torres

Tras el desayuno, estiramientos y team-building de rigor en el que se reparten las tareas del día, llegamos a la obra con muchas ganas, dado que es un día muy importante en la construcción de la pasarela.

Zona de obra

Uno de los equipos de trabajo está ya montando las vigas transversales.  Para ello tienen que cortar la madera y atornillarla a las vigas metálicas que van en su parte inferior.  Hay que ser fino en esta tarea ya que de ella depende en buena parte el  aspecto final de la pasarela.

 José e Ignacio junto con gente de la Comunidad trasladando las maderas a la zona de corte
 José y Elena concentrados cortando las maderas bajo la supervisión de Calvin
Resultado

Otro de los equipos se dedica a marcar el cable sobre el cual vamos a atar las vigas transversales para que queden en su posición definitiva en la pasarela.

Dana midiendo el cable
Cable kilométrico que se mide para luego poder colgar los columpios
José, Basti, Irene, Ken, Esteban y Dana felices por los trabajos realizados. Elena que hace la foto también. 🙂

Pero sin duda alguna, la gran tarea del día es la del izado de las dos torres metálicas.  Para ello, lo primero es asegurar el punto fijo para poder realizar el izado con seguridad.

Calvin, Iván, Efren y Lexter asegurando el cable

A continuación y con toda la fuerza que tenemos, izamos poco a poco las torres, procurando que siempre suban rectas.

José y Francisco tensando el cable con el teckle/cabrestante.
Mike (Miguelitos) y Chris tensando el cable con el teckle/cabrestante y al fondo vemos como sube la torre del lado derecho
Lo estamos consiguiendo, ¡Sube la torre!
Proceso de izado de la torre del lado izquierda

El día ha sido muy duro, durante algunos ratos hemos tenido la presencia de nuestra querida amiga la lluvia, que parece no se separa de nosotros desde que llegamos al campamento.  Sin embargo, hemos conseguido el objetivo fundamental del día que era el izado de las torres metálicas en su posición definitiva.

Cualquier lugar es bueno para esconderse del chaparrón 🙂

Y tras la lluvia llega la calma y nos ponemos manos a la obra otra vez.  ¡Seguimos adelante!

Tras un día duro de trabajo regresamos al campamento charlando con los lugareños que se han acercado a echarnos una mano.

José, Esteban, Francisco y colaboradores camino del campamento base.

A pesar del cansancio, nos siguen quedando ganas de disfrutar con los miembros de la comunidad de buenos ratos tras la jornada de hoy. Los niños nos esperan para el partidillo de fútbol que tan buenos ratos nos hace pasar.

Basti y Calvin jugando con Toño al fútbol
José con Toño y Jael
Jorge nos deleita con una de sus medias sonrisas.

El día se acaba y nosotros estamos felices por lo que estamos viviendo.

¡Próximamente día 5!

Share this / Comparte